La lluvia amarilla

Queridas familias:

A pesar de la ola de calor (de las de 40 grados a la sombra) y de los cumpleaños infantiles veraniegos, l@s valientes miembros del club de lectura nos reunimos por última vez antes del verano. 

Para hacer más llevadero el calor, acompañamos la tertulia con cervezas y refrescos bien fresquitos en la terraza de un bar. Así pudimos ejercer nuestro derecho a la LIBERTAD que tanto caracteriza a los madrileños. 

Como ya mencionamos en el anterior post, el libro elegido fue “La lluvia amarilla”, novela del conocido guionista de cine, narrador y poeta español Julio Llamazares.

La obra es un monólogo de Andrés, el último habitante de Ainielle, un pequeño pueblo abandonado en el Pirineo aragonés cuya vida se ha ido debilitando. Refugiado en las ruinas de un pueblo fantasma, su anciana mente rememora el tiempo compartido con su esposa y a todos los amigos y vecinos que han fallecido o se han mudado a la ciudad.

La maravillosa forma de escribir del autor y la manera en la que te transporta al lugar en cuestión, ha sido una de las opiniones unánimes durante el debate. Por otro lado, la tristeza y melancolía del relato, han dado mucho que pensar, ya que la historia sobrecoge y angustia, aunque en ella apenas hay acción, lo que demuestra la maestría del autor para mantener en todo momento la tensión. 

En general el libro gustó, aunque todos estábamos de acuerdo en que es un libro para leerlo en un buen momento anímico. 

Como lectura veraniega, hemos elegido Middlesex, novela que nos mete en el debate sobre el colectivo LGTBI+. 

Esperamos que, a la vuelta del verano, podamos contar con nuevas incorporaciones en el club. Si aún no os habéis apuntado, como diría Gandalf: ¡Corred insensatos!