Gabriele Münter

Mi homenaje por del día de la mujer trabajadora es para Gabriele Münter, artista, pintora, cofundadora del movimiento expresionista “el jinete azul”, ¿conocéis a esta artista? La Historia la ha relegado a ser la amante de Kandisky. Él fue el genio, el artista consagrado y ella, simplemente, su sombra. Escribiría en su diario “Para los ojos de muchos, yo sólo fui un inncesario complemento a Kandinsky. Se olvida con demasiada facilidad que una mujer puede ser una artista creativa por sí mismos con un talento real y original».

La obra de Gabriele Münter ha sido invisible, una nota a pie de página en la biografía de Kandinsky pero su obra existe por derecho propio, por si misma, por su deseo de ser artista. Se añade a su notable producción artística que gracias a su audacia e iniciativa se conservó durante la Segunda Guerra Mundial la obra del jinete azul, que de no ser por ella, su hubiera perdido en manos nazis.

Gabriele Münter nació en Berlín y siempre recibió apoyo en sus inquietudes artísticas. Una familia acomodada le proporcionó toda la educación que necesitaba (aunque en Munich no pudo estudiar en Bellas Artes por ser mujer) y sobre todo le regaló un tesoro: poder viajar. Con familia en los Estados Unidos, Gabriele viajó a este país donde desarrolló una interesantísima carrera como fotógrafa.

Kandinsky era profesor de la Escuela Phalanx, donde sí permitían estudiar arte a mujeres y la alumna conoce al maestro. En 1902 se hacen amantes porque él estaba casado. Aparte de su mentor, Münter tenía otro ídolo en las artes: Matisse. En cuanto conoció su obra se hizo simpatizante fauvista. Su futuro estaba en el expresionismo.

El color define la obra de Münter. Y unos contornos negros en las figuras. Der Blaue Reiter era su lugar, donde la aceptaban, y donde estaba su maestro, su amante… y la gigantesca figura que le haría sombra.

Se influenciaron mutuamente. Probablemente sin Münter, Kandinsky no desarrollaría su revolución abstracta.

Una década antes de morir recibió el Premio de Cultura de la ciudad de Münich y poco después su trabajo se exhibió en Estados Unidos. Actualmente muchas de sus obras pueden encontrarse en el MoMA.

Gabriele murió en1962 en su casa de Murnau a los 85 años de edad.

Gabriele fue una gran pintora, una mujer creativa y amante del arte. ¡Démosla el lugar que se merece!