Club de lectura: Libros y tertulias

Para comenzar y perder el miedo a la página en blanco, vamos a contaros un poco nuestra segunda tertulia. Segunda sí, porque ya tuvimos una primera en la que hablamos de “1984”, de George Orwell. Pero aquí la que escribe no tomó notas, así que invitamos a cualquiera de los participantes a contarnos lo que se habló en ella, porque sí podemos aseguraros que fue muy interesante. 

Como os decíamos, la segunda tertulia tuvo lugar el pasado 4 de febrero y trató sobre Frankenstein, de Mary Shelley. Ese supuesto cuento de terror que todos tenemos en el imaginario y que, al final, resultó ser una historia de tristeza y de rechazo. Parece mentira cómo pueden engañar las apariencias, ¿verdad? Los que tuvimos el placer de leerla, descubrimos a un monstruo, o a un “demonio”, como lo llama el libro, atormentado por la soledad y deseoso de encontrar aceptación y compañía. Comprobamos, además, cómo ya en el siglo XIX se planteaba el dilema entre “qué puedo hacer y qué debo hacer”. ¿Que algo se pueda hacer significa que esté bien hacerlo? Pero, por otra parte, ¿acaso no son necesarias estas locuras en pos del progreso? ¿Hasta dónde los avances científicos nos permiten jugar a ser Dios? Todo ello, enmarcado en la belleza del paisaje suizo que nos describe el libro y, cómo no, en la cuando menos azarosa vida de la autora, digna en sí misma de una novela. 

Todos estos ingredientes nos permitieron disfrutar de una tertulia muy enriquecedora, en la que cada cual aportó su punto de vista y granito de arena. 

Para la próxima, el 25 de marzo: “Cervantes para cabras, Marx para ovejas”. Con un título así, ¡cualquier cosa es posible! Os lo contaremos en la próxima entrada del blog. Y, lo dicho, no dudéis en animaros a escribir, a venir a las tertulias y, sobre todo, a leer.