Bachillerato, ¿de excelencia?

Federación de la Comunidad de Madrid de Asociaciones
de Padres y Madres del Alumnado
“Francisco Giner de los Ríos”

LA FEDERACIÓN DE LA COMUNIDAD DE MADRID DE APAS “Francisco Giner de los Ríos” considera que el proyecto denominado “Bachillerato de excelencia” podría estar siendo un fracaso, según los datos de la propia Consejería de Educación y Empleo, y aconseja a las familias que puedan estar valorando esa vía para sus hijos e hijas, que se informen de forma adecuada sobre las consecuencias reales que pudiera tener para su futuro tomar dicho camino.

 
La Federación Francisco Giner de los Ríos considera que los datos aportados por la Consejería de Educación y Empleo sobre el proyecto denominado “Bachillerato de Excelencia” demuestran que estaría fracasando y condenando al alumnado que lo está cursando a un futuro más incierto y con menos oportunidades del que podría haber alcanzado cursando el Bachillerato con el currículo ordinario.

 
La afirmación anterior se desprende de los escasos datos aportados por la Consejería de Educación y Empleo en el Consejo Escolar de la Comunidad de  Madrid durante la tramitación de la normativa que pretende extender el proyecto al resto de IES que pudieran estar interesados en implantarlo. Según la Consejería, 1 de cada 4 alumnos que cursan dicho Bachillerato no consiguen aprobar todas las  materias en este momento, en el que hemos superado ya la segunda evaluación.

 
Además, la nota media del alumnado es de aprobado, lo que significa que una muy buena parte de ellos las estaría superando de forma muy ajustada. Si tenemos en cuenta que este alumnado tenía expedientes brillantes en cuanto a las notas que reflejaba su evaluación, y que de seguir así podrían haber optado a los estudios superiores que hubieran deseado después de superar la PAU, sólo se puede considerar un tremendo error, forzado por los responsables de la Administración regional, el que ahora se vean ante unas notas que no les permitirán elegir su  futuro, salvo que luego se maquillen de forma irregular por la propia Administración.

 
La FAPA ya expresó en su día que la segregación del alumnado era un error y que el proyecto tenía demasiados puntos negros en su configuración. Ahora la propia Consejería reconoce que la vía de los centros de “Bachillerato de excelencia” es desaconsejada por los profesionales consultados, entre ellos los Directores de los propios IES, motivo por el cual la nueva normativa potenciará la puesta en marcha  de “aulas de excelencia” en los IES que lo soliciten, abandonando la puesta en marcha de nuevos centros diferenciados, aunque mantiene la posibilidad de la existencia de éstos, entre otras cosas para intentar validar la existencia del  proyecto que se desarrolla en el IES San Mateo, ya que hasta este momento  vulnera la normativa vigente y necesita alguna norma sobre la que apoyarse.

 
Por todo lo anterior, la FAPA desaconseja a las familias que opten por escolarizar a sus hijos e hijas en el proyecto que se desarrolla en el IES San Mateo, o en cualquier otro centro de las mismas características que pudiera ponerse en marcha, pues sus oportunidades desaparecerán bajo un proyecto ideológico y mediático que demuestra su fracaso y el engaño a quienes lo asumieron como una mejora en sus oportunidades de futuro.

 
Por otra parte, la FAPA está en profundo desacuerdo con la separación del alumnado en función de sus teóricos niveles académicos, pues el proyecto se convierte sólo en la validación normativa de lo que muchos centros educativos ya hacen en contra de la normativa existente, diferenciar las aulas entre “los listos”,  “los intermedios” y “los torpes”; aunque los únicos “torpes” sean los responsables políticos que apuestan por un modelo educativo profundamente segregador y  elitista que ha fracasado ya en todos los países que han intentado imponerlo.

Por último, la FAPA traslada que el anuncio de que se invertirán 2 millones de euros en el proyecto del IES San Mateo, añadidos a los 600.000 euros que se aportaron en el año anterior, más los costes de los recursos humanos del centro,  complementos a los docentes incluidos, supone que se gasta en un único centro lo que supondría poner cerca de 100 profesores en los IES madrileños, que deberían incidir especialmente en aquellos que tienen más dificultades. De esa forma caminaríamos en la mejora de las cifras de éxito escolar, que en Madrid empeoran cada año, y no en “supuestamente” ayudar a quienes menos lo necesitan, es más, no en perjudicarles como los datos dicen que está sucediendo.

La FAPA exige la paralización inmediata del proyecto, y una evaluación rigurosa y transparente del mismo antes de su extensión. Mientras que ello no suceda, la FAPA desaconsejará a las familias que sigan aceptando experimentos con el futuro de sus hijos e hijas, pues los errores de los políticos, que en este caso se producen  por un enfoque ideológico nefasto para la educación, los paga el alumnado con la pérdida de oportunidades que son difícilmente recuperables, si es que lo pueden ser.

7 de mayo de 2012

Esta entrada fue publicada en Escuela Pública, FAPA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s